martes, febrero 16, 2016

El cáncer: señal de que hay que cambiar de vida

Viene de: Curarse del cáncer con el Yagé

La enfermedad del cáncer: Algo no anda bien en la vida que llevamos


sexo drogas rock excesos chicas cancer yage blog bogota

Sexo, drogas, rock y mucho trabajo, la combinación perfecta, pero...


Yo se que mucha gente no lo ve de esta forma, pero mi experiencia hoy en día me obliga a decirlo: el cáncer es una señal de que algo no anda bien en la vida que uno lleva y de que hay que cambiar. Lo más difícil para mucha gente que enferma de cáncer es entender esto, muchos no lo admiten, no les parece importante, les molesta y deciden seguir con su vida de siempre porque consideran que con los tratamientos de la medicina occidental es más que suficiente. Son ellos los que en la mayoría de las veces no sobreviven a esta cruel enfermedad.

Tampoco para mí fue fácil entenderlo. Me llegó esta enfermedad en un momento importante de mi vida profesional, ganaba dinero, muchísimo, hacía lo que quería, tenía prestigio en mi trabajo, etc. Ese fue el problema: creer que las cosas iban bien porque lo que "supuestamente" va bien para esta sociedad funcionaba, pero no era así.


Antecedentes: una vida de estrés, excesos, tensiones y decepciones


En el año 2010 todo comenzó a cambiar en mi vida. Por un lado a nivel profesional no paraban de llegar los éxitos. Cambié de trabajo en busca de mejores ingresos y todo funcionó. Me hice reconocido como experto en mi área, análisis técnico de datos bursátiles.

Tengo un talento natural para los números que poco a poco me llevó a mejorar mis ingresos económicos y elevar mi nivel de vida. Me fui a trabajar a Estados Unidos aunque también pasaba temporadas en Europa. Eso implicó más responsabilidades, más tensiones, más horas de trabajo, menos horas de sueño, más estimulantes para aguantar las intensas jornadas de trabajo.

Los viajes continuos me llevaron a comer casi siempre fuera, en restaurantes, muchas veces comer cualquier cosa, tener un horario desordenado y estar todo el tiempo con afanes y estrés. La comida en restaurantes no es la mejor, todo lo contrario, lo peor que uno puede hacer es alimentarse en restaurantes, no importa que sean los mas caros, da lo mismo, la comida que ellos venden usualmente no es de la mejor calidad, pues, ¿donde está el negocio? La ley del capitalismo es comprar barato y vender caro. 

Fue en uno de esos viajes donde conocí a una chica que me hizo daño, se llamaba María, me enamoré de ella sin darme cuenta que era una persona mentirosa que se aprovechó de mi. Cuando supe la verdad de lo que ella hacía conmigo: mentirme, desarrollé un odio hacia ella y un resentimiento que llenaron mi interior de sentimientos oscuros. Eso me llevó a querer vengarme y lo hice.


La venganza: veneno en el corazón


odio resentimiento mala energia la haine pelicula

El odio no es una buena energía para el cuerpo 


Ella trabajaba en una reconocidísima ONG que recibía jugosas donaciones por causa del terremoto en Haití que sucedió en el 2010. En el corto tiempo que estuve con ella me enteré, por causalidad, de la forma en que en esa ONG se desviaba dinero y se robaba gran parte de las donaciones, que iba a parar a los bolsillos de directivos y técnicos.

lunes, febrero 08, 2016

Curarse del cáncer con el Yagé

curar cancer tratamiento natural medicina yage chaman

La Mona Lisa en quimioterapia

Campaña de sensibilización con el cáncer de la Fundación Ant en Italia

El cáncer es la enfermedad del mundo contemporáneo. 

Muchísima gente enferma y muere de cáncer en el mundo entero. No importa si vives en Europa, en África, en Asia o en América, puedes enfermar de cáncer. Esta enfermedad no respeta clase social, ni sexo ni religión, a cualquiera le puede tocar, seas bueno, malo, hagas yoga o te la pases bebiendo en los bares.

Aunque el estilo de vida predispone para desarrollar esta enfermedad no hay nada seguro al respecto. Hay gente que es vegetariana y ha enfermado de cáncer, hay gente deportista, disciplinada, entregados a la actividad física y también han desarrollado la enfermedad. Desde luego que una vida sana, sin cigarrillo, drogas o alcohol reduce la probabilidad de desarrollar el cáncer, pero esto igual no garantiza nada.


curar-cancer-tratamiento-natural-yage-tumor

Los linfocitos atacando los tumores cancerígenos

Tomado del portal SINC 

¿Qué es el cáncer?

Consiste en que las células del cuerpo enloquecen y se vuelven malignas. Esto es como el dicho de que una manzana podrida daña el resto, si una célula enloquece, se reproduce y puede dañar el resto de células sanas. De una u otra forma el cáncer puede ser como una especie de enfermedad en la que el cuerpo se ataca a sí mismo.

Una de las causas del cáncer al parecer está relacionada con la genética. 

Si alguien en tu familia ha tenido cáncer aumenta la probabilidad de que uno la desarrolle. Esto parece como del tiempo de los griegos, para ellos las culpas se heredaban de padres a hijos, culpas que llevaban a la muerte en muchos casos. Pues con el cáncer parece ser lo mismo, si los papás o tíos de uno han tenido cáncer, entonces aumenta el riesgo de que uno mismo, llegado a esa edad en que ellos desarrollaron la enfermedad, también la desarrolle.

Mi familia y el cáncer.

Escribir sobre esto no es fácil. El cáncer ha sido una enfermedad presente en mi familia, algo que nos ha causado mucho dolor. El cáncer se ha llevado a algunos de mis parientes, incluso mis padres y tíos cercanos. Es como un estigma, un miedo perpetuo con el que uno vive, cualquier cosa rara que se sienta ya la relacionamos con esto.

No puedo decir que a pesar de esta circunstancia yo haya sido una persona cuidadosa con mi salud y mi cuerpo. He vivido todos los excesos imaginables e inimaginables. Me he dado una mala vida, he trasnochado mucho, dormido poco, he consumido drogas, de todo tipo y muchas, he bebido alcohol en cantidades, por fortuna no fumo cigarro, pero si he tomado grandes riesgos como el sexo sin protección y todo lo que se pueda relacionar con una vida con excesos. Me salva que he hecho deporte y que no he tomado Coca Cola, tal vez el causante de cáncer número uno en el mundo.

¿Cómo curarse del cáncer?

martes, febrero 02, 2016

Razones para querer a Bogotá: El Día Sin Carro

dia sin carro bogota no contaminacion blog colombia

Bogotá se ve hermosa sin carros


A propósito de las campañas de desafecto por Bogotá, de las que hemos hablado, y de las visiones ridículas y llenas de prejuicios de los blogs de tontería que celebran los medios de comunicación, es bueno exponer las razones por las cuales hay que querer a Bogotá, esta ciudad fundada por los españoles en la próspera Nación Muisca hace casi 480 años.

Una de ellas es el Día Sin Carro

La contaminación y el cambio climático han hecho ver en el mundo entero los perjuicios que están causando en el medio ambiente las emisiones de gases de los vehículos automotores en las grandes ciudades. Prácticamente en todas las capitales del mundo y ciudades con muchos habitantes, los niveles de contaminación del aire son muy altos y ya superan los límites permitidos para no afectar la salud humana. La aplicación de restricción al tránsito de vehículos particulares y el promover el uso del transporte público o transportes alternativos no contaminantes, como la bicicleta, son políticas prioritarias en las grandes ciudades del mundo.

nube toxica madrid españa contaminacion aire dia sin carro bogota blog colombia

Nube tóxica sobre Madrid, España

Foto tomada de: El tiempo.es (España)

He vivido en varias capitales de Europa y América y en todas hay grandes problemas de contaminación por el uso de vehículos particulares. La nube de humo sobre las ciudades es una constante en lugares como Madrid, New York, Ciudad de México, Buenos Aires, París, etc. Los "días sin carro" se están imponiendo como una necesidad para promover otras formas de transporte alternativo como la bicicleta.

Bogotá: a la vanguardia del Día Sin Carro

En ese sentido Bogotá ha sido una de las primeras capitales del mundo donde se ha realizado el Día Sin Carro con bastante éxito. La ciudad ha funcionado bien, se ha movilizado y los niveles de contaminación han bajado drásticamente. La calidad de vida ha mejorado durante esos días en que reina el silencio, la gente anda más tranquila y en general se ha podido ver que una ciudad puede funcionar con transporte público y bicicleta.