miércoles, agosto 31, 2005

Arsenal que iba a ser enviado a la guerrilla fue hallado en una pieza del sur de Bogotá

Tomado del pasquín EL TIEMPO

Septiembre 1 de 2006

El arsenal, encontrado en una pieza en el sur de Bogotá, iba con destino a Neiva (Huila).
La Policía Metropolitana recuperó 330 granadas y 1.500 proyectiles que habían sido llevados al lugar en cajas que supuestamente hacían parte de un trasteo. Los vecinos del hombre que había tomado la habitación en una casa del barrio Villa Helena, de la localidad de Ciudad Bolívar, sospecharon que algo raro estaba pasando después de varias semanas de verlo llevar cajas y más cajas, de día y de noche.

Uno de los residentes del sector dio aviso a la Policía Metropolitana y en seguida se puso en marcha un operativo de seguimiento.

Las autoridades advirtieron que las cajas pesaban demasiado, entonces tramitaron ante la Fiscalía General una orden de allanamiento, para verificar el contenido.

 Los uniformados llegaron en horas de la noche. Tocaron la puerta de manera insistente, pero fue inútil: nadie respondió.

Así que forzaron la cerradura, y al abrir, encontraron la habitación ocupada con el arsenal.

Las pesadas cajas de cartón, puestas unas sobre otras, se levantaban en hileras casi hasta el techo.

 En un grupo de estas fueron encontradas, en total, 330 granadas de 40 milímetros.

Son artefactos que dentro de las operaciones militares se utilizan en misiones de escuadrones antiguerrilla.



Y en otro grupo, técnicamente empacados, se hallaban 1.500 cartuchos, calibre 762, para metralletas punto 60; llamadas también balas de traza, porque es la munición para los helicópteros artillados.



Por las marcas y sellos que presentaban las cajas, se supo que era un cargamento proveniente de Granada (Meta); estaban marcadas con el registro de Indumil, y tenían como destinatario un hombre en Neiva (Huila).


Los investigadores concluyeron que se trataba de un material para la columna Teófilo Forero de las Farc, y trabajan para establecer cómo salió de los espacios oficiales.



En los dos últimos meses, la Policía Metropolitana ha recuperado 700 granadas (una parte de estas encontradas en el barrio Santa Fe), y 200 elementos explosivos de armamento. 

"Trabajamos sobre la pista de un hombre llamado Jeyson, que maneja el tráfico de armas para grupos ilegales".
 Declaración de un oficial de la Policía Metropolitana.