jueves, octubre 13, 2011

Los Indignados y el movimiento 15 M

emputados 15-M indignados españa bogota blog popular

Antes del 15-M en España y los indignados

Todo comenzó con la desmesura en la que, una vez más, se desbocó mi vida luego de que me separé. Desmesura en todos los aspectos: jornadas de trabajo interminables que concluían con el comienzo de jornadas de fiestas interminables, que concluían con jornadas de deporte interminables, que concluían con jornadas de viajes interminables, que de nuevo enlazaban con jornadas de trabajo interminables. Un círculo vicioso en el que dejé de sentirme a gusto con la gente que me rodeaba: todos treintañeros con familia e hijos, con costumbres burguesas, con poco sentido de la aventura, eso sí, bien vestidos, con buenos carros, buenos apartamentos, hasta buenas mujeres y amantes. Jóvenes treintañeros con barriga, con aspecto de cuarentones lacerados por la vida.

Yo nó. La vida que he vivido me ha hecho sufrir con la muerte de mis padres, con los desamores, con la ausencia de una familia cercana ya que mis primos se han ido de Colombia, con mucha soledad ya que soy hijo único. También me ha premiado con una gran habilidad con los números que es lo que me ha permitido estudiar en la mejor universidad de Colombia, la Universidad Nacional de Colombia, me ha permitido conocer el mundo, viajar al exterior a estudiar, darme la oportunidad de especializarme en un área a la que pocos llegan y que me ha permitido, con mucho esfuerzo, ganar mucho dinero. Bueno, el suficiente para vivir bien, sin preocupaciones. Tranquilidad económica y amor por el deporte que me ha permitido conservarme bien, tengo casi cuarenta años y cuando conozco alguna chica siempre me pone menos de treinta. Las mujeres de mis colegas se sorprenden, algunas, en algunas de las fiestas, cuando se emborrachan, me han echado los perros.