viernes, mayo 12, 2006

LLUVIA EN BOGOTA: HACE 20.000 AÑOS BOGOTA ERA UNA GRAN LAGUNA

Bogotá era una gran laguna. 

Cuando llegaron los europeos, los Muiscas ocupaban ésta región. La nación Muisca abarcaba los territorios de Cundinamarca y Boyacá. Los poblados muiscas estaban ubicados alrededor de las enormes lagunas que por aquel entonces irrigaban la sabana. De ello, hoy en día, sólo quedan algunos humedales.


Los Muiscas eran la cultura mas organizada y desarrollada, asentada, en aquellos tiempos, en lo que hoy se conoce como Colombia. 

Esa maravillosa cultura nos legó su vivencia, encriptada en el mito. 
Hace miles de años, Chibchacum, ofendido por el irrespeto de los muiscas, enfureció y desató las lluvias que inundaron la sabana habitada por ellos. Bochica, el civilizador, separó dos peñascos y liberó las aguas. Los Muiscas aprendieron de Bochica que debían vivir en armonía con la Gran Madre.

El agua se tornó su elemento sagrado y las lagunas el epicentro de sus rituales religiosos más importantes. Entendieron que las abundantes fuentes de agua de la Sabana eran un privilegio. Hoy eso se ha olvidado y la madre Tierra se encarga, de nuevo, de recordárnoslo

La Madre Tierra es superior al hombre y las torrenciales lluvias de éstos meses son el anuncio de algo que nuestros ancestros ya sabían: la Madre Tierra es un ente vivo que se reacomoda para recuperar su equilibrio, aún costa del hombre depredador. Hoy la Madre Tierra nos recuerda, a la fuerza, el respeto que le debemos como seres que vivimos en ella y de ella, como en el pasado lo vivieron los Muiscas.

La realidad gana el pulso a los escépticos, a los que creen que nuestra historia comenzó solo hace 514 años. Cuando llegaron los europeos y vieron la organización de las poblaciones Muiscas, la forma de los arados en sus cultivos, consideron que aquellas formas ignoraban toda la simetría, armonía y buen gusto de las formas aradas de sus tierras. Lo que no entendieron es que nuestros ancestros Muiscas realizaban sus arados en función de las lluvias para prevenir las inudaciones.

Les presento ésta imagen donde se pueden apreciar éstas formaciones. Está tomada de éste portal, sobre el Templo del Tiempo Muisca, ubicado en Ubaté, cerca de la laguna sagrada de Fúquene, que se desbordó hace unos días y recuperó el espacio que le habían usurpado.


Pueden ver la imagen apliada en éste vínculo.

Las voces de los ancestros Muiscas, durante las tomas de Yagé, anunciando el regreso de los tiempos mientras sonríen con sincera alegría.

El tiempo es circular.