jueves, marzo 02, 2006

MELODIA GITANA EN LA CANDELARIA


Powered by Castpost

PIRATA DE BOQUITA
ALGIVA

Producir con palabras la música que embriaga los oídos, que se apodera del cuerpo y del sentimiento. La música embriagante, la música de brujería. Que la música sea de brujería. Música de ensueño. Música de alucinación. Música de vida y de belleza. Música de amor, siempre de amor. Que las palabras sean música. El golpeteo del tambor. Que sea esencia, fuerza vital. Locura, desmesura interior. Furia del cuerpo que lleva un alma adentro que se desborda al escuchar la música. La música que hace saltar el corazón. Que afecta al cuerpo y lo altera hasta llegar a sentir la necesidad del movimiento. Bella música poderosa y desconocida. Música de vida. Música de amor.


El cuerpo se altera en la experiencia amorosa. La experiencia amorosa llega a ser indescriptible cuando entran en juego fuerzas que la afectan. Sin embargo la experiencia amorosa es sencilla. El sentimiento se desborda en el deseo de estar con la persona deseada y no pensar, solo sentir, entregarse a las sensaciones primordiales, lo que sale del corazón, el encuentro de los cuerpos en una cuestión de piel, y liberarse de los prejuicios, de los bloqueos que impiden entregarse a la mística natural de los besos.



Surge la pregunta: ¿llegar al conocimiento, alcanzar la sabiduría?. Sí, para disfrutar mas de las cosas que nos envían los dioses, pero, ¿cuando quieres una cosa y no la puedes atrapar?. ¿La lucha?. ¿O entregarse a la conciencia de que hay que dejar pasar las cosas?. ¿Cuales son las cosas más importantes?. Algo absoluto es el amor. Pero las tribulaciones del amor son las peores. Son las más difíciles de aprender porque se relacionan con todo lo que se es, con lo que no se es, están presentes en todo lo que haces y dejas de hacer. La pasión es fundamental para soportarlas con convicción. La pasión se encuentra en las raíces y también en saber leer el mundo, y comprenderlo. La pasión se encuentra en la música, en las palabras que se han dicho con pasión. En la música hecha con pasión como ésta melodía gitana que llega a tus oídos aquí en La Candelaria de ensueño de las Mil y Una Noches.