miércoles, febrero 22, 2012

"Conector" de Héctor Buitrago: música chamánica, música del yagé, música con buena energía

popular blog bogota subterranea pirata

Andrea Echeverry y Héctor Buitrago 

Aterciopelados


El bar "Barbarie"


Han pasado muchos años desde la primera vez que vi a Héctor Buitrago en concierto, cuando tocaba en su grupo "Delia y los aminoácidos", donde también cantaba Andrea Echeverry. Fue en "Barbarie", el mítico bar que quedaba en el centro de la ciudad, a finales de la década de los ochenta del siglo pasado. "Barbarie" era el bar de Héctor y fue, tal vez, el primer bar realmente alternativo de la incipiente rumba alternativa bogotana, cuando el rock en español irrumpió con fuerza en toda una generación de jóvenes adolescentes que empezábamos a descubrir la vida urbana subterránea. "Barbarie" era el bar de la gente con "raros peinados nuevos", que vestían de forma poco convencional; había otro bar, "Estación Central", que era el bar de los gomelos, donde se la pasaban Carlos Vives y los jóvenes actores de la farándula de entonces, y las estrellitas del rock colombiano del momento. Eran noches de rumba interminables, pletóricas, excepcionales, llenas de excesos de música, amor, esperanza, psicodelia, locura, donde se sentía el espíritu de los nuevos tiempos que se avecinaban.

Luego volví a escuchar su música en vivo en "Barbie"

Este era otro bar que montó en el norte, lejos, lejísimos de todo. Pero el bar era bien bacano, modernísimo, con pantallas de televisión por doquier, cuando llegaban los primeros aromas de la música electrónica. "Barbie" seguía siendo alternativo, pero ahora era vanguardia, y el grupo ya no se llamaba "Delia y los Aminoácidos", sino "Aterciopelados", y ya se estaban haciendo famosos en la escena rockera bogotana. Luego llegó 1993, el bar "Transilvania" en Bogotá, su nuevo bar, más gente entregada al rock alternativo, luego el bar "Kalimán" en 1994, en la Zona Rosa, también bar de Héctor, y mas locura y más desmesura y la creación de MTV Latinoamérica y todo fue una explosión de música rock en Español de Latinoamérica. Por aquellos días lo conocí personalmente, gracias a una amiga. El hombre muy serio, muy humilde, muy cercano, a diferencia de los rockeros del grupo de Vives y compañía.

"Aterciopelados" es el grupo de rock bogotano más exitoso de la historia del rock nacional. 

Se han presentado en el mundo entero y han alternado con artistas consagrados. Yo tuve la fortuna de verlos en vivo en Europa, tres veces, emocionado, escuchando la mezcla de rock y cumbia que me traían al corazón los sonidos de la querida tierra lejana que tanto extrañaba. En Bogotá los he visto muchas veces en vivo, siempre auténticos en sus búsquedas musicales, indagando en el corazón del folclor nacional. Una de mis canciones favoritas de Aterciopelados es "Siervo sin tierra" del Album "El Dorado", precisamente compuesta por Héctor Buitrago.





"Siervo Sin Tierra" del álbum "El Dorado"

Compuesta por Héctor Buitrago

Aterciopelados


Y a mediados de los noventa llegó una nueva ola de violencia, o se acentuó mas la violencia de los ochenta, con la llegada de Alvaro Uribe a la Gobernación de Antioquia y las masacres, asesinatos y descuartizamientos de la gente de izquierda, de los líderes sociales, de los profesores de las universidades, de los estudiantes, periodistas o los activistas de derechos humanos fue pan de cada día. Y llegó el dolor que sentíamos los que amábamos la vida, los que amamos éste país, y la búsqueda de respuestas, y el despertar de la conciencia espiritual. Y la violencia se acentuó a finales de los noventa y rompió todas las vergüenzas y conciencias en el 2002 con la elección fraudulenta de Uribe a la presidencia. Pero la conciencia espiritual avanzaba y el yagé nos hizo reencontrarnos con nuestro ancestro, recuperó nuestra conciencia mítica y nos dio la fuerza para resistir.

Y así, en los caminos del yagé me reencontré con la música de Héctor Buitrago, como artista, como músico, como ser humano. Música chamánica, música del yagé como ésta:








"Otra Vez"

Del álbum "Conector"

Héctor Buitrago


Música de sanación,
música para reencontrarnos con nosotros mismos,
con nuestros ancestros indígenas,
con nuestra dimensión espiritual,
con la verdad de la maravilla de la vida y del deber de defender el amor,
la paz, la vida,
de reencontrarnos con la escencia, con la unidad de la creación,
de reencontrarnos con la madre tierra que nos cuida y no da el alimento.

Música para hacernos fuertes y liberarnos de prejuicios,
de envidias,
de dolores,
de todo los que nos hace sufrir y nos impide disfrutar y crecer con el otro.

Música para ser mejores seres humanos,
música para alentarnos a luchar por el sueño de la paz,
de la igualdad, de la solidaridad.

Música chamánica, música del yagé,
música con buena energía.

Para el que quiera tenerla, puede descargar ésta y otras canciones chamánicas de Héctor Buitrago del siguiente enlace, al precio módico de un euro por canción: