martes, enero 24, 2006

UNA IMAGEN PARA EL RIDICULO


Pido disculpas a los lectores de éste blog por publicar este post. Debería tomarme el trabajo de escribir sobre algo mas interesante, y lo voy a hacer pronto. Pero ya que está disponible éste espacio no puedo dejar de reseñar esta imagen, tomada del periódico (¿se podrá llamar periódico a ese pasquín?) El Tiempo, del ridiculo al que hemos llegado, simbolo elocuente de la demagogia culebrera que tiene embelesada a una parte de los colombianos. Me recuerda aquella célebre historia de la tradición árabe, la cual relata que una vez un hombre encontró a su mujer siéndole infiel con otro hombre en el sillón de su casa y para solucionar el problema... quitó el sillón.

En lugar de ponerse hacer ésta estupidez, demagogia barata para engatusar tontos (claramente se ve que es una pose mas para la fotico de la campaña), el señor presidente: ¿porqué no se dedica a proteger al campesino colombiano y apoyar nuestra agricultura con la variedad de frutas, legumbres, tubérculos y demás que allí existen, y que aquí tanto exaltan los valientes conocedores de nuestra patria, en vez de impulsar tratados lesivos para nuestro agro como el del TLC?. Respuesta: primero, porque aquí sólo hay plata para la guerra y para que los corruptos militares colombianos se llenen los bolsillos (ojo, los militares, no los soldados); segundo, porque sólo lo hará cuando Tomás y Jerónimo monten su empresita de exportación de productos alimenticios colombianos; tercero, ¿campesinos?... ¿que es eso?... pero si aqui hay plata para el campo ésta tiene que ser para sus propietarios, los latifundistas. Mientras tanto: palo pal campesino... si señores.... "¡¡¡es queestos campeshinos brutos de puaqui no aprenden que el que manda es el patrón hombe!!!

Bogotá Subterránea se solidariza con nuestra tradición y con las bondades de nuestra planta ancestral, la coca. Una vez más queremos recordar que la cocaína es resultado de la manipulación industrial de ésta planta que tantas bondades medicinales tiene. Ver post: "El Perico".